17 de julio de 2011

Clean Cut

Cada dos o tres semanas visito la barbería para lucir decente. Desde que llegué a Londres corrí con la suerte de encontrar muy cerca de casa un barbero que escucha y sigue instrucciones tal cual como le dices. Ya sabes lo difícil que es eso.

Adam es de mi generación e inmigrante de Egipto, asi que compartimos historias y charlas interesantes, lo que considero un bono, porque no nay nada peor (al menos para mi) que ir al barbero y sentarme en la silla por el tiempo que tome sin decir una palabra y con los dedos cruzados para que el tipo no me dé un trasquilón.

Hoy, aprovechando que tengo el día libre y que aún tengo algo de fuerza para caminar después de una pesada semana de trabajo, me dirigí a la barbería con un par de historias para compartir.

Generalmente veo desde la vidriera para asegurarme que Adam esta allí y esperar mi turno, pero como es domingo y el solo libra los lunes entré confiado.



Hey! como estan? saludé a los otros barberos...Y Adam? Esta viajando...Coño! Y cuando regresa? en dos semanas. Para entonces ya sería un mes sin corte de pelo y cuando tienes el cabello como yo que crece en todas direcciones, la cosa no se pone fácil.

Que hice? pues lo que cualquier otro hombre habría hecho en un momento así. Me senté en la primera silla libre, di las instrucciones acostumbradas (clean cut, number 2 and just a tiny bit here and there) y crucé los dedos.

El tipo le dió un paseo al espejito alrrededor de mi cabeza para que viera su obra de arte y con un "Next" me dejaba saber que ya debía dejar la silla.

Nunca he estado tan poco tiempo en una barbería y de regreso a casa me preguntaba a mi mismo si debí haber esperado a que Adam regresara. Por otro lado pensaba que siempre habrá una primera vez. Que pasa si me mudo? Y si Adam se muere? y si el negocio cierra?, etc, etc.

Cuando llegué a casa, Chin me vió y con el mayor de los esfuerzos para no reírse me díjo "Entonces Kurt, cuando haces la segunda parte de Soldier?"

Corte de pelo - Clean Cut











Y pensar que hasta dejé un libra de propina!

2 comentarios :

  1. aajajajajaaj... Kurt!
    Le tengo miedo a la peluqueria en esta nueva tierra mía... No he ido la primera vez, y con la excusa de que yo misma me corto el cabello, ni me acerco!
    No te voy a aconsejar que comiences a cortartelo tú porque quién sabe que nuevo nombre te pondrán!
    Saludotes!

    ResponderEliminar
  2. No me bajo una gorra Ley! al menos por una semana jejeje

    ResponderEliminar

miemigracion.com, se reserva el derecho de ELIMINAR cualquier comentario que considere inapropiado.


Por favor, asegúrate que tu comentario tenga relación con el artículo de la página.. Si lees algunos comentarios anteriores, es posible que consigas respuesta a tu interrogante. Gracias!

 
Entradas relacionadas en miemigracion..