4 de septiembre de 2010

Ahogándonos

Mis vinos

Sábado y el sol brilla sobre Londres. El día está hermoso y me siento full de energía. Todo lo contrario al domingo pasado. Así que tomando en cuenta mi estado de ánimo y el hecho de que el día esta así, no resisití y me díje, "si Frank, hoy es un excelente día para...mm..limpiar!"

Triste? quizá muchos piensen que si, pero les aseguro que más triste estarían si ven el estado en el que se encuentra el apartamento.

En la casa no hay chamos, pero cualquiera pensaría que si los hay. Recibos, postales, documentos, llaves, prediódicos, media botella de licor, flores, cajas y cuanta cosa se les ocurra, esconden la mesa del comedor. Rastros de las últimas dos semanas sin ordenar y limpiar. Pensaba publicar una foto aquí, pero sólo una mirada bastó para convencerme de que no era buena idea.

Cuando estaba más jóven, fuéron muchas las veces que mamá me pidió que le ayudara a barrer alguna parte de la casa. Recuerdo que, siendo teenager, me enojaba y lo hacía refunfuñando.

Ahora debo hacerlo porque si. Chin y yo hemos discutido varias veces el tema de traer a una persona para que nos ayude, pero esa idea nunca me ha parecido, así que no me queda otra.

Cuando vengo del trabajo, me aseguro de abrir la puerta justo lo suficiente para entrar rapidito y evitar que ojos curiosos alcancen a ver más allá de mi espalda. En la cama del otro cuarto (la que luce impecable ante las visitas), se ven todo tipo de cajas, cajitas, bolsas y bolsitas, regalos y regalitos. Cada año se repite la misma historia, cuando se acerca el dia para que Chin viaje a visitar familia en Malaysia.

El cuartico del computador no lo quiero ver. Creo que abriré una cuenta en ebay.

Mi cuñada recoje a Chin cada Sábado para ir al mercado. Cosa que agradezco infinitamente porque eso de pasar horas en un supermercado no lo soporto. Llevamos ésto o ésto otro? éste se ve bueno..lo compramos? Oye..mira ésta oferta!! Que va, eso no es para mi. A todo ello le suman generalmente una sentada para ahogarse en té...contar como fué la semana de trabajo (lo mismo que ya se dijeron por teléfono) y comprar algunas cosas más para la familia.

El baño está chévere, pero la cocina...bueno, a la cocina solo le falta una ache. Por qué es tan difícil para algunas personas, ir lavando las cosas utilizadas mientras cocinan?.. Bueno, siendo mi lugar favorito, me dispongo a limpiarla mientras disfruto de buena música y me ahogo en vino..

No hay comentarios. :

miemigracion.com, se reserva el derecho de ELIMINAR cualquier comentario que considere inapropiado.


Por favor, asegúrate que tu comentario tenga relación con el artículo de la página.. Si lees algunos comentarios anteriores, es posible que consigas respuesta a tu interrogante. Gracias!

 
Entradas relacionadas en miemigracion..